Evolución: La aparición de los mamíferos (I)

Los primeros mamíferos de finales del Mesozoico (Triásico, 208 millones de años) fueron pequeños animales del tamaño de ratones, con un cráneo relativamente grande y unas mandíbulas diseñadas para masticar. Los primeros mamíferos fueron casi con seguridad endotérmicos, pero posiblemente su temperatura corporal fuera inferior a la de los mamíferos con placenta actuales. El pelo era esencial como aislamiento, y su presencia implica también la aparición de las glándulas sebáceas y sudoríparas, para lubricar el pelo e impedir la pérdida de calor. En el registro fósil no se ha observado la aparición de las glándulas mamarias, pero deberían haber evolucionado antes del final del Triásico. Probablemente las crías de estos primitivos mamíferos saldrían de huevos en un estado muy inmaduro. Esta forma de reproducción persiste actualmente presente en los ornitorrincos y equidnas.

Evolutivamente los primeros mamíferos del Triásico medio (247 millones de años), que ya habían desarrollado los atributos de los mamíferos modernos, tuvieron que esperar 150 millones de años para alcanzar su diversidad. Durante todo este período, los dinosaurios se hicieron muy abundantes y diversos dominando la Tierra, mientras que los primeros mamíferos sobrevivían como pequeñas criaturas nocturnas. Después de producirse el evento de extinción del Cretácico (66 millones de años) y especialmente en el Eoceno (54 millones de años) los mamíferos ocuparon el espacio dejado por los dinosaurios, permitiendo así su diversificación. Todo ello gracias a que eran animales ágiles, endotérmicos, inteligentes, adaptables y que daban a luz a crías vivas, que protegían y que nutrían con su propia secreción de leche.

 Para hablar del origen de los primeros mamífero hay que remontarse a la era Paleozoica (Pérmico, hace 300 millones de años) cuando la tierra estaba poblada por anfibios y reptiles primitivos. Estos vivían en grandes pantanos tropicales. En esta época encontramos lo que se conoce como los primeros “reptiles parecidos a mamíferos” o sinápsidos. Se piensa que a partir de estos evolucionaros los mamíferos.

 Los primeros sinápsidos se diversificaron en distintos tipo de herbívoros y carnívoros, todos ellos llamados comúnmente pelicosaurios. Tienen un aspecto similar a los lagartos, pero este parecido es falso, ya que estos pertenecen al grupo de los diápsidos (del que hablaremos más adelante). Dentro del grupo de los sinápsidos destacan los que presentan las espinas neurales de las vértebras dorsales hiperdesarrolladas, su posible función sería de termorregulación. Además poseían una dentadura simple con maxilares débiles y miembros bastante abiertos y torpes. Vivió en una amplia área, lo que es hoy América del Norte. Un ejemplo conocido es el Dimetrodon.

La siguiente imagen muestra como el linaje de los sinápsidos comenzó con los pelicosaurios, reptiles mamiferoides del Pérmico (300-280 millones de años), los cuáles sufrieron una serie de modificaciones, desarrollando cambios en la mandíbula, dientes y forma corporal, dando lugar a una gran diversidad animal con características de los futuros mamíferos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s