Alzheimer: la enfermedad que te hace olvidar

Seguramente esta enfermedad la está sufriendo algún familiar cercano a tu entorno. Debe ser duro que, la persona que ha vivido y superado muchos obstáculos en su vida, todo lo aprendido y vivido, un día todo ello se desvanezca. El raciocinio, la facultad del lenguaje y la memoria desaparecen gradualmente, hasta que un día te preguntan: ¿y tú quién eres? Esa persona que te ha cuidado durante tu niñez, y que en el presente, al cruzarse su mirada con la tuya es de total indiferencia. Pues sí, estoy hablando de la enfermedad de Alzheimer, un proceso crónico muy complejo donde intervienen muchos factores, y que, a día de hoy no existen ningún tratamiento efectivo, siendo el envejecimiento el principal factor etiológico de riesgo en la población. Se tratará de explicar qué procesos moleculares están implicados en el desarrollo de este mal.

¿Qué es lo que falla en el cerebro?

La principal característica de esta enfermedad cuando se estudia el tejido cerebral, es la presencia de una acumulación de ovillo neurofibrilares intracelulares, compuestos por la proteína tau, y por la presencia de placas seniles de beta amiloide extracelulares. Estos depósitos se producen como consecuencia de un trastorno biológico en su producción y eliminación en el cerebro.

La proteína responsable de la formación de estos agregados es la precursora amiloide (PPA), que se halla en la membrana de las células en varios tejidos. Para un óptimo funcionamiento de la proteína, ésta se fragmenta en tres segmentos (alfa, beta y gamma). En la enfermedad de Alzheimer, la proteína se fragmenta a través de los segmentos beta y gamma, dando como resultado una proteína anómala, que al plegarse tiende a agregarse. Esta acumulación tóxica y agresiva, impide el funcionamiento correcto de las células cerebrales vecinas, provocando su muerte y eliminación.

¿Cómo se produce este efecto tóxico?

El agregado de esta proteína se asocia a unos canales iónicos específicos de la membrana celular de la neurona, que están regulados por un neurotransmisor: el glutamato. Estos agregados impiden el cierre de estos canales, lo que provoca la entrada de calcio a la célula. El aumento de la concentración de éste altera los procesos celulares. Por lo general, la concentración de calcio en el interior celular se regula de una manera muy precisa, ya que participa en procesos intracelulares para mantener el funcionamiento óptimo de la célula, como la liberación de neurotransmisores, expresión de genes o función de las mitocondrias. El aumento progresivo de la concentración de calcio durante un tiempo prolongado, provoca la activación de unas proteínas, las quinasas, que participan en los procesos descritos anteriormente. Éstas se activan y generan la aparición de los ovillos neurofibrilares, y ¿cómo ocurre? Las quinasas adicionan grupos fosfato a la proteína tau, presente en la estructura microtubular de la célula, desestabilizándola y favoreciendo su acumulación en forma de largas fibrillas. La pérdida de la estructura celular y del cese de la transmisión de la señal a través de la neurona, provoca que la célula pierda el control en los procesos metabólicos básicos y muera.

Así pues, se producen una serie de cambios en la estructura y función del cerebro, reduciéndose el intercambio sanguíneo y una atrofia, indicando un proceso en el deterioro de las funciones cognitivas.

Anuncios

6 Respuestas a “Alzheimer: la enfermedad que te hace olvidar

  1. Sergio, buen post como todos. Enhorabuena.
    Quería comentar que parece que hay un cambio de tendencia en lo que los entendidos piensan que causa el Alzheimer. Ve con atnción el siguiente vídeo que se emitió en La Noche Temática de La 2:

    Aunque la escuela que afirma que es la proteína beta-amiloide la causante, otros investigadores piensan que se trata de una enfermedad del cerebro. Se explica muy bien en el vídeo. Por eso, puede haber personas que aunque nunca desarrollaron la enfermedad, al analizar su cerebro (lo donaron a la ciencia) se comprobó que tenían montones de agregados de beta-amiloide. Además, ninguna vacuna frente a esta proteína ha funcionado hasta la fecha.
    El panorama que abre la teoría inflamatoria es alentador: ¡podrían usarse antiinflamatorios!

  2. De ser así, una inflamación cerebral la causa del alzheimer, se estarían tirando miles de millones a la basura buscando la solución en otra causa. Desde mi desconocimiento sobre el tema, voy a plantear mis dudas aquí, a ver si no digo ningún disparate.

    Supongo que si las placas de beta-amiloide se encuentran en los cerebros con alzheimer, algo tienen que ver con la enfermedad. Pero claro, si hay un aumento masivo en la microglía, ¿no podría deberse este aumento precisamente al hecho de que aparezcan las placas en el cerebro y se active la microglía como sistema de eliminación de estas placas? Es decir, que las placas beta-amiloide no fueran la causa principal de la enfermedad, pero sí el desencadenante de la activacion de la microglía, con la posterior inflamación y desarrollo de la enfermedad. De esta forma si con antiinflamatorios se evita la activación excesiva de la microglía, no se desarrolla la enfermedad aunque aparezcan placas.
    Un saludo!! 🙂

    • Hola a los dos, la verdad es que la parte del documental donde habla de una inflamación como posible causa del Alzheimer me desconcertó, pensando que podría ser la causa principal la acumulación de la proteína beta-amiloide y posteriormente la tau. Como bien dice Luis hasta la fecha no se ha conseguido nada para frenar el avance y es posible que haya un campo para desarrollar enfocado a lo que se comenta en el vídeo. Y a mi parecer no es ningún disparate lo que dices Ángel es posible, que puede ser un desencadenante.
      A raíz de esto me he puesto a buscar en pubmed 🙂 y he encontrado este artículo que puede ser interesante, que relaciona la trombina (mediador de la inflamación) con un proceso neurodegenerativo, activando la microglía y astrocitos.

      http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3648692/

      Un saludo!! 😉

  3. Por fin he podido leerme el artículo :). La verdad que es muy interesante y al igual que en el video que dejo Luis relaciona la inflamación cerebral como posible causa del Alzheimer. Vuelve a sacar a la luz la teoría de que la administración previa de AINES o fármacos anti-trombina podrían prevenir la enfermedad, pero también habla de la hipoxia como un posible factor implicado, de forma que esta es la que podría desencadenar la inflamación, siendo la trombina el mediador central que, por un lado produce el daño neuronal, y por otro activa a la microglía y los astrocitos que también producen daño cerebral. Sería un poco como ir tirando del hilo hacia atrás y pasar a los factores que desencadenan esta inflamación, como la hipoxia cerebral. Pero hay algo que no entiendo en todo esto y a ver si alguien me lo puede aclarar ¿Qué factores hacen que se produzca esa hipoxia en el cerebro? ¿Se sabe?
    Un saludo‼ 😀

  4. Pingback: Los metales que hay en nuestro cerebro | Blog de un bioquímico·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s