¡Qué no te tomen el pelo!

Seguro que os habréis dado cuenta de la gran cantidad de productos cosméticos que hay ahora mismo en el mercado, y para comprobarlo poned la televisión durante unos minutos. Esos productos que reparan y fortalecen ese pelo tan maltratado por lo excesos del verano, y que prometen lucir un “pelazo” increíble y ser así los reyes del barrio. Pero bueno, ¿qué os voy a contar a vosotros que no sepáis?

Vivimos en un mundo en el que la imagen externa se ha convertido en algo muy importante de cara a la sociedad, y es por ello, que el cabello es uno de esos grandes protagonistas. Y bueno, antes de empezar a hablar sobre el tema, quiero que visualicéis este anuncio:

Habréis comprobado, que la caída del pelo se ha convertido en un problema que interesa tanto a hombres como a mujeres. Y no va a ser menos, que en el mercado de la cosmética encontremos un sinfín de productos que afirman frenar la caída del pelo e incluso que vuelva a crecer. Hay un deseo por intentar combatir este problema y este anuncio es una prueba de ello.

¿Qué causa la pérdida de cabello?

En esta imagen podemos ver resumido cómo es el ciclo normal del crecimiento del pelo a lo largo de nuestra vida y las consecuencias de su pérdida se manifiestan con la calvicie o alopecia, que aparece tanto en hombres como en mujeres pero con diferentes patrones.

Las alteraciones que sufre nuestros cabello pueden deberse a problemas estructurales o foliculares. Sin perder de vista la imagen, los problemas estructurales se deben a que existen alteraciones morfológicas en el tallo piloso y los problemas foliculares a alteraciones de la raíz del pelo.

Hay que diferenciar entre dos conceptos, que bien pueden ser erróneos y confundidos por la sociedad. Existe la caída del pelo, que se debe a un desprendimiento de unos cuantos cabellos, que se debe al propio ciclo normal del pelo u otras causas como son, problemas hormonales, medicamentos o simplemente la edad, donde el cabello es menos abundante y crece más lento. Y por otro lado está la alopecia, que es un problema que afecta a muchos jóvenes, siendo los hombres los más afectados y que consiste en una disminución o pérdida del cabello, que bien puede ser localizada o general. Hay dos formas de alopecia:

  • Alopecia no cicatrizal: donde el tallo del pelo se pierde, pero el folículo piloso permanece. En estos casos hay una cierta reversibilidad.
  • Alopecia cicatrizial: donde se produce una fibrosis, inflamación y pérdida de los folículos pilosos. Siendo irreversible.

¿Hay diferencias verdad? Hay anuncios en los que se observa una recuperación del pelo y corresponde a la primera forma de alopecia, llevando a un engaño y a falsas esperanzas, de la persona que tiene la segunda forma de alopecia, en la que el cuero cabelludo se te queda más liso que una bola de billar, por la ausencia de esos folículos.

¿Qué es la alopecia androgénica?

Se caracteriza por una predisposición genética y por una mayor sensibilidad del folículo a la dihidrotestosterona (DHT), un metabolito que deriva de la testosterona. Ésta provoca un aumento del metabolismo en el folículo piloso, acortando la fase de crecimiento del cabello, impidiendo que los nuevos cabellos alcancen un tamaño y grosor igual que sus predecesores, convirtiéndose casi en vello. La acción de la DHT suele ir acompañada de un aumento de grasa producido por las glándulas sebáceas.

Como podéis observar es un problema que se extiende entre la población de hombres jóvenes y que, entre ellos hay ciertos mitos que seguro que ponen en práctica para evitar la pérdida, como:

  1. Afeitarse el cuero cabelludo: no se detiene la pérdida, ya que no hay quien pare a las hormonas y a la genética.
  2. Los productos de “tratamientos” para la caída del pelo, que incluyen aminoácidos, vitaminas, etc.

¡El punto número 2 es al que quería llegar!

¿Existe un tratamiento para frenar la caída del pelo?

Actualmente en el mercado hay una proliferación de multitud de tratamientos anticaída que afirman ser eficaces contra la alopecia androgénica, manifestándose en champús, lociones, ampollas o nuevas técnicas (o barbaridades) como la ozonoterapia y el láser. Nada demostrable científicamente.

La Academia Española de Dermatología y Venerología afirma que:

“la publicidad llama la atención sobre este tema, con el fin de lograr una mayor venta, especialmente en esta época, cuando el pelo “se muda” después de la etapa de verano de forma importante, alarmando a la población de forma innecesaria ya que es un tipo de caída que se cura espontáneamente: por tanto cualquier tratamiento va a funcionar”.

Con esta afirmación, ya no hay nada más que decir. Además en 2011, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció la proliferación de diversos tratamientos anticaída. Aquí tenéis los documentos:

Y entre uno de los productos estrellas es el que habéis visto en el anuncio del principio. Donde en su fórmula innovadora se halla el extracto de Serenoa serrulata (encima mal escrito) o palmito, el sabal. Se trata de un inhibidor de la enzima 5-α -reductasa que se cree que la bloquea y así disminuye la absorción de la dihidrotestosterona (DHT) por el folículo del pelo y con ello la unión de ésta a los receptores androgénicos. ¿Y que ocurre? Pues que no hay evidencias significativas de que ocurra esto. Así que, imaginaos el negocio que hay montado. Y qué decir del precio, del susto sí que te quedas calvo.

Espero que haya quedado claro el tema y que haya sido interesante.

Anuncios

4 Respuestas a “¡Qué no te tomen el pelo!

  1. Te puedo asegurar, porque un familiar mío lo toma, que el finasteride le funciona. Este familiar lo toma vía oral recetado por el médico. Lo que no sé es si hace crecer el pelo o evita que se caiga.
    Enhorabuena por el post, Sergio.

  2. No quise mencionar el minoxidilo, pero es cierto. Se desarrolló para no sé qué patología y se vio que hacía crecer el pelo como efecto secundario. Eso sí, en zonas no convenientes: bigotillo y pecho (creo recordar). El finasteride es “mejor”. Vaya mata pelo que tiene este familiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s